Lenguaje y psicología

Introducción
En la actualidad la Psicología y la lingüística van por caminos separados, tal vez tengamos que buscar en la lógica simbólica y la lógica de predicados para encontrar caminos comunes. Con la lógica simbólica nos acercamos al primer nivel de señales de Paulov y con la de predicados vamos hacia el segundo nivel de señales.

La Lógica es una ciencia de derecho mientras que la Psicología es una ciencia de hechos. Por esta razón el método de ambas ciencias es diferente, mientas que la lógica tiene un método racional, la Psicología tiene un método experimental. Se trata de una ciencia empírica, es decir, se basa en observaciones y experimentos.
La diferencia entre ellas esta dad por su objeto formal de estudio, aun cuando coinciden en el objeto material. Tienen un mismo objeto material: el pensamiento, pero se distinguen por el objeto formal. En lógica el objeto formal es el orden riguroso de los pensamientos, las tres formas mentales (concepto, proposición o juicio y razonamiento). En Psicología el objeto formal está en el proceso mental de los pensamientos. Este proceso se estudia en función de la observación sobre el hecho tal como se da, mientras que la lógica desciende de este proceso y tan sólo explica cuáles son las leyes que proporcionan un orden riguroso o nexo necesario a los pensamientos dados.


Relación de la Lógica con la Gramática.

Ambas ciencias tratan de las expresiones humanas, ambas hablan de sujetos y predicados. De nuevo podemos decir que ambas ciencias coinciden de alguna manera en cuanto a su objeto material. La diferencia la captamos cuando en el momento en que denotamos el objeto formal de ambas disciplinas.

A la Gramática le interesa la expresión correcta del pensamiento, proporciona ciertas reglas particulares propias de cada idioma. La Lógica enseña leyes que rigen a la mente de todo individuo, cualquiera que sea el idioma que utilice para expresarse, la Gramática enseña leyes que sólo son válidas para un idioma en particular.

La diferencia fundamental entre la Lógica y la Gramática esta en su objeto formal. A la Lógica le interesa el orden de los pensamientos, a la Gramática sólo le interesa la corrección del lenguaje utilizado. Cuando un individuo piensa tiene que regirse por las leyes de la Lógica, que son únicas para todos, pero en el momento en que expresa su pensamiento, debe seguir las reglas de su propio idioma.
Conceptos

Modelos empiristas
La mayoría de psicólogos que han abordado el problema de la adquisición del lenguaje desde un paradigma científico de orientación empirista han partido de supuestos asociacionistas. utilizando fundamentalmente los principios del condicionamiento, ya sea clásico, ya sea operante.
El conductismo aplicado a la investigación de los aspectos lingüísticos parte del supuesto de que la clave del compartimento verbal no ha de situarse en él mismo sino en su re/ación t’onlo que no es él: cualquier otro tipo de conducta» (Santa Cruz, 1987. 50), que se refiere en último extremo a la conducta más sencilla: a la conducta no condicionada.
El punto de partida del behaviorismo verbal sería acertado en el sentido de que retorna uno de los aspectos esenciales del signo verbal, ya que de lo verbal no nos interesan primordialmente sus parámetros físicos, sino su relación con lo que transporta. Esta relación es arbitraria —debe ser condicionada—.
Y el aprendizaje debe ser mediado, en último extremo, por asociaciones de la
otra clase: por asociaciones no condicionadas.

Modelos innatistas
A partir de los años cincuenta se ha ido configurando un nuevo paradigma
de signo contrario a las orientaciones empiristas. Se relanzan las tesis inspiradas
en supuestos racionalistas mostrándose una decidida predilección por las
explicaciones innatistas y una propensión a defender la especifidad del lenguaje.
Fueron los trabajos de Noam Chomsky, iniciador y principal representante
de la denominada gramática generativa y transtormacional, los que desencadenaron
esta actitud.
La publicación en ¡957 de su libro Svntactic Structures iniciaba una ruptura con el estructuralismo linguistico norteamericano representado sobre todo por Bloomfield y sus sucesores. Completó la teoría que allí esboza en su obra Aspecís yJ the tlIC<)t’y 9/ syntax, publicada en 1965. Reacciona asimismo con  la corriente conductista en psicología del lenguaje, sobre todo contra skinner (Chomsky, 1959), ya que tanto las posiciones de Bloomfield como las de Skinner comportan ciertos presupuestos teóricos (antimentalismo, métodos objetivos, etc.) y presentan evidentes analogías en su manera de tratar el comportamiento lingüístico.
Modelos cognitivos
El interés por los aspectos cognoscitivos del lenguaje surge como reacción  contra la tendencia que concedía un lugar privilegiado a los aspectos sintácticos en el estudio del lenguaje infantil.
Esta orientación llevó a revitalizar la posición piagetiana. Aunque Piaget no ha estudiado por sí mismo la adquisición del lenguaje, sino que se ha ocupado del papel del lenguaje en el desarrollo cognitivo, ~ de concebir el lenguaje permite abordar experimentalmente sus orígenes en relación con la actividad global del niño y las otras formas de representación (Delval, 1981).
Fueron muy numerosos los autores que durante la década de los 70 se centraron en los aspectos cognitivos y significativos del lenguaje (Sinclair, 1967; Ferreiro, 1971; Sinclair y Ferreiro, ¡972). Se argumenta que el niño no puede descubrir las estructuras sintácticas sin la ayuda del significado,

Modelos interaccionistas
Hoy en psicolingtiística no puede uno reducirse al análisis de la conducta verbal como níera resptíesta, ni corno actuación basada en una competencia strictamente lingüística, ni como resultado de un procesamiento que pone en juego todas las estructuras cognitivas del sujeto. La conducta lingtiística es todo eso, peroiarnbitn es comunicación, enunciación y discurso.
En este apartado se hace referencia al marco teórico cuyo enfoque principal son los aspectos funcionales, pragmáticos, comunicativos y de uso, en contextos determinados. Esta orientación se ha revelado como especialmente productiva desde mediados de los 70, confluyendo diversas disciplinas y enfoques, si bien la prioridad del lenguaje socializado había sido subrayada por los autores rusos que recogían la tradición iniciada por Vygotsky.
Desde el punto de vista del desarrollo ling[iístico, se considera la adquisición del lenguaje en estrecha dependencia del contexto social y de las situaciones de interacción, «entendida como un proceso en el que intervienen como mínimo dos participantes y en el que ¿nabos participantes quedan mutuamente a/éctados» (Del Río, ¡987, 1 3).
Las investigaciones acerca de la adquisición del lenguaje se orientan hacia el estudio de éste en su contexto natural, destacando la importancia de la con versación como forma privilegiada de la interacción comunicativa. Las ventajas del acto conversacional son evidentes.
En primer lugar, puede utilizarse con el fin de describir toda una gama de comportamientos comunicativos, incluso aquellos que aparecen en la etapa prelinguistica.
En segundo lugar, analiza la conducta lingüística propiamente y su
status funcional en ¡a interacción, lo que, a su vez, permite elacionar las formas gramaticales y los contextos de actuación. Por último, permite que se estudie el papel que desempeña la conversación en ¡a adquisición del léxico, la gramática y la sintaxis (Mayory Gonzalez Labra, 1984, 309).
Conclusión
Por terminar…

Fuentes
https://revistas.ucm.es/index.php/DIDA/article/viewFile/DIDA9696110105A/19941
Relación de la Lógica con la Psicología, la Gramática y la Matemática.