Debajo de la psicología

La complejidad que implica el entendimiento del hombre ha dificultado la delimitación del objeto de estudio de esta disciplina. Desde su significado etimológico como ciencia del alma, hasta la exclusión de todo lo que no fuera observable a nivel físico y conductual,

Se ha intentado recortar su objeto de estudio, sobre todo desde su reconocimiento institucional como ciencia, a partir de posiciones epistemológicas como el positivismo, estructuralismo, funcionalismo y la fenomenología, que han dado lugar a diferentes corrientes teórico-metodológicas, lo que hace a la psicología multi o pluriparadigmática y muy compleja para su estudio y ejercicio profesional. Como parte integrante de cualquier ciencia, todo acto de conocimiento supone una concepción sobre la relación entre sujeto y objeto del conocimiento.
Las diversas posiciones epistemológicas de las que parten los distintos enfoques teóricos y metodológicos que se han desarrollado en la psicología parten de una estructura epistémica diferente para dar cuenta de los fenómenos psicológicos (Noriega y Gutiérrez, 1995).

Cada una tiene su propia manera de hacer ciencia, de plantear y conducir la investigación y de proyectarse o aproximarse a la realidad social; asimismo, cada una genera un marco interpretativo y coordenadas teórico-metodológicas distintas en los escenarios educativos, que sostenidas institucionalmente han repercutido en la definición curricular, presentándose de manera constante e inevitable en cada uno de los momentos de la formación profesional. Al respecto, Noriega y Gutiérrez (1995) mencionan que los estudiantes de psicología se desilusionan cuando descubren que ésta no es una disciplina unificada, y que deben afrontar una diversidad de psicologías, cada una con su particular posición epistemológica.

Los autores plantean, además, que es preciso redefinir los criterios de cientificidad para las ciencias y en particular para la psicología, ya que una ciencia debería definirse más por su objeto que por su método.
La ciencia en contraposición a la filosofía trata de recoger datos y responder a muchos “por qué” para intentar descifrar  enigmas . Inicialmente se pensaba que el conocimiento se podría adquirir mediante la razón y la lógica ( duda), pero con el paso del tiempo la ciencia comenzó a utilizar un enfoque empírico (fin de la duda)para explicar las cosas, es decir, se basaba en la experiencia para adquirir conocimientos. Una ciencia tiene los siguientes elementos:

  1. Se recopilan datos a través de la observación y de la experimentación.

La evidencia empírica no se basa en creencias ni en argumentos.
Los detalles de los experimentos que se realizan se analizan y se almacenan para que otros científicos puedan reproducir los citados experimentos.
El origen y desarrollo de la psicología científica
La psicología es una ciencia que estudia los procesos mentales a través de diversas perspectivas como la cognitiva, la afectiva y la conductual. La psicología científica nace en el siglo XIX en el momento en que se comienzan a medir aspectos mentales de forma cuantitativa y se busca establecer una relación entre la mente y el cuerpo. Wilhelm Wundt, el psicólogo considerado padre del estructuralismo, abrió en Leipzig (Alemania) el que es considerado el primer laboratorio de psicología científica.
En el siglo XX la psicología conductivista en Estados Unidos y la psicología soviética continuaron con la experimentación en el campo psicológico,Posteriormente, se desarrollaron otras teorías como la psicología cognitiva que vuelve a centrar su estudio en la mente.
En la actualidad la psicología sigue estancada en en buscar dentro del ser humano cuando la respuesta está fuera de el.
Para Ivan Paulov la actividad psicológica es un reflejo condicional.

En la década de 1930 volvió a destacarse al anunciar el principio según el cual la función del lenguaje humano es resultado de una cadena de reflejos condicionales que contendrían palabras.
Primer sistema de señales:  así denominó a la relación por la cual en el sistema nervioso central, en especial en el cerebro se establece una asociación, por ejemplo, entre un sonido, con el posible alimento: el sonido (u otro estímulo sustitutivo) funciona como una señal. Pávlov consideró que la mayoría de los animales se rige por un «pensamiento» basado en este sistema de sustituciones reflejas, un primer sistema de señales.
Segundo sistema de señales
Pero, a diferencia de otros autores, Pávlov consideró que muchos «comportamientos humanos» son más complejos que un sistema de reflejos condicionales simples en un modelo «estímulo/respuesta» lineal.

En el Homo sapiens, Pávlov consideró que se produce un salto cualitativo respecto al primer sistema de señales; en el humano la cuestión ya no se restringe solamente a reflejos condicionales o a estímulos que funcionan de manera sustitutiva directa de la realidad. La complejidad de las funciones psicológicas humanas facilita un segundo sistema de señales que es el lenguaje verbal o simbólico. En éste las sustituciones a partir de los estímulos parecen ser infinitas y, sin embargo, altamente ordenadas (lógicas). En gran medida Pávlov postula tal capacidad del segundo sistema de señales porque considera que en el ser humano existe una capacidad de autocondicionamiento (aprendizaje dirigido por uno mismo) que, aunque parezca contradictorio, le es liberador: el ser humano puede reaccionar ante estímulos que él mismo va generando y que puede transmitir
De hecho, aquellos procesos que ocurren en el sistema nervioso y que para muchos otros psicólogos son la causa de cómo actuamos, para los conductistas no son más que otro tipo de reacciones generadas a través de nuestra interacción con el entorno.
Desde esta filosofía aplicada a la psicología, no pueden existir conductas patológicas, ya que estas son juzgadas siempre según su adecuación a un contexto. Mientras que las enfermedades deben tener causas biológicas relativamente bien aisladas y conocidas, los conductistas señalan que no hay suficiente evidencia a favor de la existencia de estos biomarcadores en el caso de los trastornos mentales.
No estamos acertando si ponemos el énfasis en un sujeto aislado de su entorno.

Source
http://redalyc.org/pdf/270/27015065004.pdf
https://es.wikipedia.org/wiki/Iván_Pávlov
https://es.wikipedia.org/wiki/Conductismo